Eficiencia Energética

/ 25.02.2014

Eficiencia Energética

Clara del Amo

 

La disponibilidad de los recursos naturales y energéticos es cada vez menor y a mayor coste. Racionalizar estos recursos se ha convertido en una necesidad y para conseguirlo hay que aplicar estrategias de desarrollo sostenible, que obliguen a las diversas actividades a buscar la eficiencia, entendida como una serie de estrategias o actuaciones a seguir, que nos hagan obtener más y mejores resultados con menos recursos, lo que se expresa en menores coste de producción para producir lo mismo. Debido a los impactos que el calentamiento global está generando en nuestro planeta, el concepto de eficiencia energética tiene, hoy en día, un gran escenario donde actuar.

La eficiencia energética es el consumo inteligente de energía. Las fuentes de energía son finitias, por lo que su correcto uso es una necesidad del presente para que podamos disfrutar de ellas en un futuro. La eficiencia energética consiste en la reducción del consumo de energía, manteniendo los mismos servicios energéticos, sin disminuir la calidad de vida ni el confort y a la vez asegurar el abastecimiento, proteger el medio ambiente y fomentar la sostenibilidad.

Para optimizar esta relación entre la cantidad de energía consumida y los productos y servicios finales obtenidos, se llevan a cabo una serie de acciones para disminuir la energía. Estas acciones y prácticas están normalmente dirigidas a reducir la energía eléctrica, por ser la más utilizada en la industria. No obstante, la eficiencia energética puede aplicarse a todas las fuentes de energía utilizadas. Realizar estas acciones supone una herramienta muy importante para ayudar e equilibrar la oferta y la demanda de la energía.

Pero la eficiencia energética no sólo consiste en poseer las últimas tecnologías, sino de saber emplearlas y administrar los recursos disponibles de un modo eficaz, lo que requiere desarrollar procesos de gestión energética. Hoy en día la eficiencia energética en la producción no es sólo un valor en alza, sino también una obligación social y medioambiental.

Una vez entendido el concepto, hay tres claves que nos ayudan a implementarlo:

  • Disponer de las últimas tecnologías e impulsar la inversión tecnológica tiene como objetivo mejorar los procesos de producción y diseño y fabricar productos que utilicen menos energía.
  • Gestionar y administrar los recursos consiste en usa serie de medidas para identificar cuál es el consumo energético y poder así disminuirlo.
  • Los hábitos culturales y la concienciación ciudadana es igual de importante, porque a través de ella podemos adoptar conductas que ayuden a realizar un consumo eficiente de nuestros hogares, lugares de trabajo, escuelas, etc.

La Eficiencia Energética genera, entre otras, las siguientes ventajas o beneficios:

  • Menores costes de producción, al consumir menos energía por unidad producida.
  • Contribuir al cumplimiento de las exigencias ambientales.
  • Mejorar la competitividad global.
  • Mayor capacidad de generación disponible, lo cual permite la utilización del sistema eléctrico disponible para otros usos.
  • Menor desperdicio de energía y menor generación de contaminación.

Para evaluar el nivel de eficiencia energética actual, lo fundamental es establecer inicialmente indicadores que se puedan controlar y comparar, que dependerán de la actividad que se desea evaluar y darán una visión del estado actual, y del futuro según su evolución.

Todo esto se consigue con la realización de una Auditoría Energética. Las Auditorías Energéticas nacieron con el objetivo de que una empresa conociera de forma detallada cómo contrata la energía, cuánto consume, su repercusión en costes y detectara posibles mejoras para disminuir el coste energético.

A partir de la Auditoría Energética se proponen acciones para mejorar la eficiencia energética, entre las más importantes encontramos:

  • Cambio energético (sustitución de fuentes energéticas por otras, etc.)
  • Mejoras tecnológicas (iluminación más eficiente, motores de alta eficiencia, cambio de arrancadores por variadores, etc.)
  • Optimización de procesos industriales y automatización (rediseño de sistemas productivos, etc.)
  • Manejo de temperaturas (mejor control de las temperaturas, evitar pérdidas de frío y calor, etc.)
  • Climatización o uso de la luz solar
  • Mejora del factor de potencia

foto 2Ser más eficiente nosignifica renunciar a nuestro grado de bienestar y calidad de vida. Simplemente se trata de adoptar una serie de hábitos responsables, medidas e inversiones a nivel tecnológico y de gestión. Gracias a estas informaciones y consejos, el consumidor puede aprender cómo llevar un estilo de vida más sostenible disponiendo de los mismos servicios.

Pero practicar un consumo más responsable e inteligente de la energía que consumimos es tarea de todos. Si bien es cierto que la acción de una sola persona apenas se nota, la repercusión global sí es importante cuando son varias las personas que utilizan los recursos de manera eficiente.

A continuación, nueve consejos para una eficiencia energética:

 

 

Utiliza: la elaboración de alimentos representa una demanda diaria de energía en los hogares, muchas veces marcada por el derroche energético.
Intenta utilizar ollas a presión, ya que con ellas puedes lograr temperaturas mayores, reduciendo el tiempo de cocción hasta en un 50%. Hierve agua en un hervidor eléctrico, pues es más eficiente que calentarla en la cocina, y luego guarda el agua caliente en un termo.

Usa: el creciente uso de electrodomésticos –por ejemplo, para el lavado y secado de la ropa– ha generado una mayor demanda energética, esto es, mayor presión sobre los recursos naturales.
Cuando uses la lavadora hazlo con cargas completas y no selecciones altas temperaturas de lavado, pues el 90% de la energía que consume la lavadora se emplea en calentar el agua. No uses programas más largos de lo necesario y utiliza el de prelavado sólo para ropa muy sucia.

Ahorra: no sólo las industrias, sino también el alto consumo de energía en los hogares tienen una responsabilidad en el calentamiento global del planeta.
Ahorra energía.

Recicla: un envase de aluminio tarda de 350 a 400 años en biodegradarse y su producción implica contaminación del aire con dióxidos sulfúricos que producen la lluvia ácida.
Recicla las latas: obtener aluminio reciclado reduce la contaminación y contribuye a la menor utilización de energía eléctrica en comparación con el proceso de materiales vírgenes. Reciclando una lata de aluminio se ahorra la energía necesaria para mantener un televisor encendido durante 3 horas.

Considera: los aparatos eléctricos en la cocina facilitan mucho la vida moderna, pero si no son usados apropiadamente pueden convertirse en una fuente de derroche de energía.
Considera los siguientes aspectos de eficiencia energética con tu refrigerador: no compres uno más grande del necesario, pues consumirá más de lo adecuado; mantenlo a 5 ºC y el congelador a -18 ºC, mantén abierta la puerta el menor tiempo posible y revisa las gomas que la sellan, cambiándolas si están dañadas.

Considera: una casa puede convertirse en una fuente permanente de impactos ambientales si en su diseño no se contempla esta variable.
Si vas a construir, considera el diseño bioclimático, que trata de orientar las ventanas y distribuir los espacios teniendo en cuenta las condiciones del terreno, el recorrido del sol y las corrientes de aire. Una casa bien diseñada, puede reducir las cuentas por calefacción en un 75%.

Separa: tirar la basura en sitios no autorizados afea el paisaje y desperdicia una oportunidad ambiental, pues si en lugar de ello se envía al reciclaje, se reducen en un 71% las emisiones de contaminantes al aire y en 56% al agua, y se logra un ahorro energético de un 52%.
Separa la basura y haz un uso eficiente de los contenedores..

Colabora: la demanda energética crece anualmente, afectando inderectamente al consumo del agua.
Una forma de cuidar el agua es minimizando el consumo de energía eléctrica: apaga las luces y aparatos eléctricos cuando no los estés usando; incluye el criterio de eficiencia energética en tus decisiones de compra.

Ahorra: los glaciares del mundo están retrocediendo debido a los efectos del calentamiento global.
Apoya el desarrollo de energías renovables y asegura el uso eficiente de los aparatos eléctricos en el hogar.
foto 2La energía desempeña un papel fundamental a nivel global y más particularmente para el rendimiento económico de cualquier empresa. Su uso eficiente representa una oportunidad para que las PYME ahorren recursos económicos, fortalezcan sus procesos productivos y ejerzan un impacto positivo en el medio ambiente. La eficiencia energética es una de las herramientas más importantes y rentables que pueden ayudar a las PYME a satisfacer sus objetivos a la vez de promocionar el crecimiento económico y proteger el medio ambiente, tanto a nivel local como regional.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone


VOLVER