9 Congreso Nacional del Medio Ambiente

/ 01.12.2008

Novena edición del Congreso Nacional de Medio Ambiente, en el cual ANAVAM participó una vez más a través de distintos Comités Técnicos y Grupos de Trabajo. En esta ocasión se trataron temas relativos a Reglamento REACH, certificación ambiental y energética, y tendencias de la RSE en España.

Trinidad Bausela, Directora de consultoría C.MA y PRL. en Burotec, integró hasta tres grupos de trabajo diferentes, realizando una ponencia en uno de ellos, acerca de «Nuevos referenciales en certificación ambiental». A continuación se muestra un breve extracto de la misma:

Autor: Trinidad Bausela Grajal
Directora de consultoría C.MA y PRL. en Burotec
Asociación Nacional de Auditores y Verificadores Ambientales (ANAVAM)

Tipo: Ponencia
Actividad: GT-CERT Nuevos referenciales en certificación ambiental
Temática: Calidad ambiental; Economía y empresa; Sociedad

Resumen:
Su ponencia versa sobre el etiquetado ecológico de productos, haciendo un análisis desde la creación del programa comunitario de etiquetado ecológico con la aprobación del reglamento 880/92 de 23 de marzo de 1992 hasta la situación actual donde el objetivo es promover la fabricación de productos ecológicos y poner a disposición de los consumidores una forma de identificar los productos más respetuosos con el medio ambiente. A través de las normas internacionales de ecoetiquetado se definen diferentes tipos de etiquetas ecológicas: tipo I según norma ISO 14024, tipo II según norma ISO 14021 y tipo III según norma ISO 14025. Las certificaciones con más valor son las de tipo I, ya que las emite un organismo independiente siendo una certificación por tercera parte que concede etiquetas a aquellos productos medioambientalmente preferibles, frente a otros similares dentro de una misma categoría basándose en consideraciones de ciclo de vida. Los principales certificados ecológicos de este grupo son: EMAS, ISO 14001. Aenor M.A., cisne blanco, ángel azul, green seal, eco-mark, enviromental choice, certificados forestales como el FSC y el PEFC, etiqueta ecológica europea, etiquetas agrícolas, de servicios turísticos, de playas, de ahorro energético, etc. Estas certificaciones deben verse como instrumento capaz de mejorar la calidad ambiental de la producción y de mejorar las tecnologías limpias, la eficiencia del ecoetiquetado se logrará más en el largo plazo que en el corto también, como no, el ecoetiquetado es una buena estrategia de mercado, en este caso los efectos positivos para las empresas también se verán a largo plazo más que de forma inmediata.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone


VOLVER